Cuando sentimos que nuestros seres queridos fallecidos no descansan en paz o simplemente nos cuesta soltarlos.
Podemos despedirnos y permitirles a ellos se comuniquen a través de un médium espiritual.
De esta manera ayudamos a que pase al otro plano de existencia , si es que no ha ocurrido y/o  también se acompaña en el proceso de duelo.
De todas maneras , una lectura médium no se asegura que el ser querido con el que se desea comunicar , se presente. Eso puede deberse a múltiples razones.

 

¿Cómo es una sesión?

Primeramente se dará evidencia de vida para que el consultante reconozca por si mismo quien es el contactado y luego se dará el mensaje que el ser querido desee transmitir.
No se pide ningún dato previo a la sesión.

Para reservar una sesión puedes hacerlo desde nuestra web. Cualquier duda, comunicate conmigo.

Reserva tu sesión